Conecta con nosotros

Soluciones

¿Imaginas una contraseña segura que no necesite recordarse?

Publicado el

¿Imaginas una contraseña segura que no necesite recordarse? 54

¿Imaginas una contraseña segura que no necesite recordarse? 56

Un equipo multidisciplinar de neurólogos y criptógrafos estadounidenses han desarrollado un sistema de contraseña / clave de acceso que elimina el eslabón más débil de cualquier sistema de seguridad: el usuario humano.

MS Recomienda

Aprende a realizar streaming de vídeo de forma eficaz Leer
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer

El sistema todavía requiere que se introduzca una contraseña pero lo importante es que no hará falta recordarla (al menos conscientemente) lo que significa que no podrá ser robada u obtenida mediante ingeniería social o a través de coacción o tortura.

Este curioso sistema ha sido desarrollado en la universidad de Standford y está basado en el aprendizaje implícito, un proceso mediante el cual se absorbe nueva información pero los humanos somos completamente inconscientes de lo que hemos aprendido. Algo así como aprender a montar en bicicleta…

¿Imaginas una contraseña segura que no necesite recordarse? 57

El proceso de aprendizaje de la contraseña (o clave criptográfica) implica el uso de un juego de ordenador especialmente diseñado que, curiosamente, se parece a Guitar Hero. Hay seis botones -S, D, F, J, K, L – y el usuario tiene que pulsar la tecla correspondiente cuando el círculo llega a la parte inferior. Durante una sesión de entrenamiento típica de unos 45 minutos, el usuario hará 4.000 pulsaciones utilizando un 80 por ciento de las pulsaciones del teclado para subconscientemente crear una contraseña de 30 caracteres. (entropía de 38 bits)

¿Imaginas una contraseña segura que no necesite recordarse? 58

En este punto, los resultados experimentales sugieren que la contraseña de 30 dígitos está firmemente implantado en nuestro cerebro subconsciente y somos capaces de recordarla. ¿Alucinante? ¿Podremos librarnos de los problemas con las contraseñas? Ya veremos si el método se traslada fuera del ámbito investigador.

Lo más leído