Conecta con nosotros

Noticias

La Estación Espacial Internacional, infectada [Actualizada]

Publicado el

iss

iss

 

MS Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer

Eugeney Kaspersky, fundador de Kaspersky Lab., ha revelado cómo la Estación Espacial Internacional fue víctima del malware Stuxnet, que llegó a través de la memoria USB de uno de los astronautas rusos designados allí.

Cuándo pasó exactamente y qué consecuencias hubieron no se sabe, pero según el experto en seguridad, no ha sido la primera vez, ni mucho menos. Y es que hasta hace poco los ordenadores de la Estación Espacial Internacional funcionaban con Windows XP, por lo que sobran más comentarios.

A partir de ahora, en el espacio usarán Linux en los portátiles, en concreto la popular distribución Debian. Cuando se anunció la migración, Keith Chuala, contratista de la United Space Alliance, gerente de operaciones computacionales espaciales en NASA y líder del equipo de integración de red y portátiles de la EEI contaba lo siguiente:

Hemos migrado funciones clave de Windows a Linux porque necesitábamos un sistema operativo que fuese estable y confiable, uno que nos diese el control sobre el mismo. Uno que podamos parchear, ajustar y adaptar en el caso de que lo necesitemos.

Aunque parecía implícito en lo de confiable, por lo que parece, a Chuala se le olvidó mencionar el factor seguridad. Pero, ahora sabemos la historia completa.

Siguiendo con Stuxnet, Kasperky comentó que ese malware -creado por Estados Unidos e Israel para atacarán Irán- también se habría cebado con una planta nuclear rusa, llegando a robar datos confidenciales.

[hr]

Actualización: La infección en 2008 de la Estación Espacial Internacional no tuvo nada que ver con Stuxnet (que entonces no existía), sino con un virus conocido como “Gammima.AG o Trojan-GameThief.Win32.Magania», según la clasificación de Kaspersky Lab. Lamentamos la confusión.

Lo más leído