Conecta con nosotros

Noticias

Raspberry Pi elimina el usuario por defecto, un ejemplo a seguir

Publicado el

Raspberry Pi elimina el usuario por defecto, un ejemplo a seguir

Aunque no cuentan con un enorme predicamento entre el gran público, los dispositivos Raspberry Pi arrastran a una importante comunidad de usuarios, que se mantiene en constante crecimiento, y que constantemente encuentran nuevos e interesantes usos para este PC de bolsillo, y que van desde crear una especie de videoconsola con la que recuperar los videojuegos de hace unas décadas, hasta establecer estaciones de seguimiento de tráfico aéreo. Claro, al fin y al cabo hablamos de un PC, por lo que su polivalencia es la que esperamos de esas siglas.

A la hora de emplear una Raspberry Pi podemos optar por una plétora de sistemas operativos, tanto de propósito general, como dedicados a una finalidad en particular. Por ejemplo, en el caso que comentaba anteriormente de los emuladores de sistemas clásicos de videojuegos, existen distribuciones con las que, nada más encender la «Raspi», directamente nos mostrarán una interfaz desde la que podremos acceder a nuestro catálogo de juegos.

MS Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer

No obstante, aunque hay muchas alternativas, el sistema operativo oficial para estos dispositivos es Raspberry Pi OS, anteriormente conocido como Raspbian, y que es una distribución de Linux basada en Debian, personalizada para las particularidades de este hardware. Si has empleado Linux, y más aún si has utilizado Debian en alguna ocasión, Raspberry Pi OS no te planteará absolutamente ningún desafío, desde el primer momento, y aquí hablo por experiencia propia, te sentirás como en casa.

Y hoy sabemos, por Bleeping Computer, que en su última actualización Raspberry Pi OS mejora su seguridad, al dejar de emplear la cuenta de usuario por defecto, Pi, e indicar a los usuario que todavía la mantengan sobre la falta de seguridad de la misma. El sistema no impedirá su uso, pero sí que dejará de ofrecerla durante la instalación del operativo, y si un usuario crea una cuenta con dichas credenciales, el sistema mostrará un aviso informando sobre la peligrosidad de utilizar esta cuenta.

Raspberry Pi elimina el usuario por defecto, un ejemplo a seguir

Con esta medida, los responsables de Raspberry Pi OS pretenden reducir el riesgo ante los ataques de fuerza bruta, ya que saber de antemano que un sistema tiene una cuenta de usuario predeterminada, facilita en gran medida los ataques de fuerza bruta y de fuerza bruta con diccionario. Así, se seguirá permitiendo el uso de la misma, pero en todos los casos se informará al usuario para que sea consciente de que, con esa decisión, está comprometiendo la seguridad de su sistema.

Como comentaba al principio, Raspberry Pi es un dispositivo que ha ido creciendo en funciones, gracias a la enorme comunidad de desarrolladores que han decidido volcarse en esta plataforma. Así, un dispositivo que en sus primeros tiempos era patrimonio casi exclusivo de los usuarios más geek, hoy proporciona multitud de funciones que tienen cabida tanto en el ámbito personal como en el profesional, gracias a su versatilidad.

Así, con este paso, los responsables de Raspberry Pi OS dan un paso más para que encuentre un encaje más natural en ámbitos profesionales, en los que la seguridad es un aspecto clave. Y es que ya cuenta con toda la seguridad que podemos esperar de Debian, que no es poco decir, pero reforzado con decisiones como ésta, que acaban con un problema sencillo pero muy real, y que dan más seguridad a los responsables de IT para que se planteen su inclusión en las infraestructuras que gestionan.

Este es, sin duda, un buen ejemplo para otros desarrollos y servicios en los que las cuentas por defecto siguen estando presentes. Es cierto que, por comodidad, su uso está bastante extendido, pero claro, si esa comodidad se traduce en una debilidad fuerte en la seguridad de aquello supuestamente protegido por dichas credenciales, ya no parece tan buena opción.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído