Conecta con nosotros

Prácticos

Qué hacer cuando nuestro equipo está infectado

Publicado el

Qué hacer cuando nuestro equipo está infectado 47

Qué hacer cuando nuestro equipo está infectado 49

Las estadísticas muestran que lo más probable es que un ordenador sea infectado al menos una vez en su vida útil. Lo que importa, una vez infectado, es lo que el usuario hace. Normalmente, el modo en que se reacciona ante una situación de esta índole puede marcar la diferencia entre el caos que puede causar la pérdida de datos críticos o daños recuperables considerados mínimos. BitDefender nos ofrece una serie de consejos a  seguir para disminuir el daño que un ejemplar de malware puede causar en el equipo una vez que ya se ha instalado en éste:

MS Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer
  1. Tranquilidad. Un virus puede llegar a provocar problemas serios en nuestro equipo, pero, con suerte, podría quedar en un pequeño susto.
  2. Hay que asegurarse de que hay un ejemplar de malware en nuestro sistema y que los problemas que está experimentando nuestro ordenador no se deben a otras razones. Muchos de los síntomas asociados a infecciones de malware (como la lentitud del sistema o problemas de conexión) también pueden ser causados por programas o versiones de archivos conflictivos, falta de memoria RAM o de espacio en el disco duro, datos fragmentados o entradas del Registro desordenadas, así como ajustes o cambios mal aplicados.
  3. Debes aprender a identificar algunos de los síntomas típicos de las infecciones de malware, como por ejemplo los siguientes:
  • La página principal de tu explorador ha sido modificada y ahora lleva a un sitio Web que no conoce y que no ha visitado con anterioridad.
  • Cada vez que escribes una dirección web en la barra del navegador es redirigido a una página que no coincide con la que querías visitar.
  • El acceso a una determinada página web es bloqueado. Gusanos como Conficker, por ejemplo, impiden el acceso a webs relacionadas con la seguridad y soluciones antri-malware.
  • Cuando abres tu navegador, muestra continuamente un gran número ventanas de navegación y pop-ups.
  • Tu navegador ha sido invadido por barras de herramientas y en el menú de favoritos aparecen páginas desconocidas.
  • Recibes una gran cantidad de e-mails devueltos, así como el envío de mensajes de correo electrónico sin tu conocimiento.
  • Tus herramientas de seguridad están deshabilitadas o poseen una  configuración anormal, sin ser administradas por el usuario.
  • Tu sistema ha sido invadido por nuevos programas o iconos de los que no tienes constancia y que aparecen en el escritorio, y procesos desconocidos han comenzado a aparecer en el Administrador de Tareas.
  • El fondo o el protector de pantalla ha cambiado y el ratón tiene un comportamiento irregular.
  • Recibes un gran número de mensajes de alerta y mensajes de error.
  • Proliferan las aplicaciones desconocidas, mientras que los archivos y carpetas no están presentes o se multiplican de forma inesperada.
  • Uno o varios discos han cambiado de nombre.

Si tu ordenador está infectado, busca herramientas que te ayuden a eliminar el ejemplar o los ejemplares de malware presentes en tu sistema y, sobre todo, evita introducir datos privados (sobre todo bancarios) antes de limpiar por completo el equipo.

Lo más leído