Conecta con nosotros

Noticias

La ciberseguridad de Taiwán en el punto de mira de EEUU y China

Publicado el

La ciberseguridad de Taiwán en el punto de mira de EEUU y China

La tensión entre Pekin y Washington aumenta conforme pasan los meses. EEUU, consciente de su delicada posición en el conflicto al abogar por la independencia de Taiwán, ha optado por anticiparse y aplicar un amparo en materia de ciberseguridad a la isla ante posibles ataques de China.

Ahora Brendar Carr, comisionado de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, visitará esta semana Taiwán para reunirse con interlocutores del país y discutir asuntos relativos a las telecomunicaciones y la ciberseguridad. Dicha reunión se establecerá entre el 2 y el 4 de noviembre.

MS Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer

Ante este comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán se ha negado a hacer declaraciones, todo lo contrario que China, que no ve con buenos ojos los intercambios oficiales que se están produciendo entre Taipei y Washington.

Tensión cibernética en aumento

La tensión cibernética no es nueva y podría derivarse en un posible conflicto. La página web de la oficina presidencial de Taiwán recibió un ataque hacker externo, afectando íntegramente a su funcionalidad durante un período de tiempo, curiosamente cuando Nancy Pelosi (presidenta de la Cámara de los Comunes) visitó la isla para reunirse con Tsai Ing-wen (presidenta de Taiwán).

Esto podría sentar un precedente, aunque por suerte, desde que Pelosi abandonase el país no se han vuelto a producir este tipo de ciberataques.

Hasta la fecha no se ha logrado conocer ni el autor ni las consecuencias del ataque. Desde hace meses, grupos de hacker ligados a Anonymous lanzaron advertencias a Pekín en el caso de que efectuase la hipotética invasión de Taiwán. Las amenazas a Pekin eran claras: “no intentar nada estúpido contra Taiwán”. De igual modo, hackearon la página web de una oficina de distrito en Chengdu, Sichuan.

Recientemente se ha dado a conocer un informe que determina que un grupo de hackers vinculado a China habría atacado en los últimos tres años a varias organizaciones de derechos humanos, medios de comunicación y agencias de diferentes gobiernos extranjeros.

Este grupo de hackers, bautizado como RedAlpha se caracteriza por emplear tácticas simples pero efectivas que le permiten liberar recursos dentro de las agencias militares y de inteligencia para acometer hackeos más sofisticados.

Aunque sus orígenes se remontan aproximadamente a 2015, no se les conoció públicamente hasta 2018. Sus ataques siempre se han centrado en los cinco grupos a los que el Partido Comunista Chino llama cinco venenos: tibetanos, uigures, taiwaneses, activistas por la democracia y Falun Gong.

Así pues, organizaciones como Amnistía Internacional, la Federación Internacional de Derechos Humanos o Radio Free Asia habrían sufrido en primera persona los ataques de estos piratas informáticos. Este espionaje digital, de no demasiada duración, habría permitido al Gobierno de Pekin acceder a información sensible y fortalecerse en intereses estratégicos.

En esa campaña incesante de China por anexionarse Taiwán podrían tener cabida este grupo de hackers, que en los últimos años se han interesado en organizaciones de la zona como el Partido Progresista Democrático o el Instituto Estadounidense, embajada de la administración Biden en la isla democrática.

Cada vez que al portavoz del Gobierno de China se le ha preguntado sobre los ciberataques ha asegurado que su país se opone a éstos y que nunca los apoyaría ni los toleraría.Principio del formulario

Hoy en día la guerra se está extendiendo cada vez más del campo de batalla al mundo digital. Pocos días antes de la invasión rusa a Ucrania se intensificaron los ataques cibernéticos registrándose, según cifras de Microsoft, un total de 200 ciberataques para apoyar sus operaciones militares. Ucrania también reconoció por su parte haber atacado 400 veces en una semana a Rusia.

Lo más leído